Con el propósito de promover en los jóvenes el uso del tiempo libre explorando actividades lúdicas, el programa de tratamiento terapéutico ambulatorio para la rehabilitación del consumo de drogas PAI Riviera Rancagua, realizó este verano diversas actividades que incorporan los juegos de salón como herramienta de acercamiento a los intereses de los jóvenes.

Camila Valenzuela, terapeuta ocupacional del programa de Fundación Tierra de Esperanza, señaló que «la exploración lúdica en un espacio protector les permite a los niños, niñas y adolescentes a tener un aprendizaje significativo que fomenta el interés por replicar la experiencia en otros espacios. Esto favorece la integración de este tipo de actividades en espacios de tiempo libre en su contexto más próximo».-

Lo que partió siendo una actividad propuesta como una estrategia recreativa para participar con los jóvenes por el período del verano y las vacaciones, terminó proyectándose como una potente iniciativa de intervención, ya que la respuesta por parte de los jóvenes ha sido altamente satisfactoria permitiendo el refuerzo del vínculo tanto entre pares como también con el equipo profesional.