La contribución realizada a la vida de niños, niñas y adolescentes que participan en los programas de Prevención Focalizada (PPF) Casa de los Niños y de Reparación del Maltrato Infantil (PRM) Ckapatur, ambos de Fundación Tierra de Esperanza, fue reconocida por el Observatorio Nacional de Infancia y Juventudes de la Universidad Católica del Norte, región de Antofagasta.

La distinción se realizó durante el evento de lanzamiento del Segundo Informe de Derechos Humanos en este segmento de la población, donde se destacó el aporte a la promoción y defensa de los derechos humanos de las niñeces y juventudes.

Al respecto, Evelyn Navarro, directora del programa PPF, señaló que “este reconocimiento es tremendamente significativo para el legado que deja un programa que por 25 años ha realizado un trabajo de calidad al servicio de la infancia. Es por eso, que me enorgullece liderar este proyecto, destacando a cada uno de los profesionales y técnicos que ha trabajo y siguen trabajando “. 

En tanto, Stephanie Tapia, directora (s) del programa Ckapatur, indicó que “para nosotros como programa este reconocimiento fue sorpresivo (…)considera un destello de alegría, dentro de la pena que como equipo estábamos atravesando tras la pérdida de nuestra compañera Pamela, que fue también parte importante de lo que hoy se nos reconoce(…) Queremos aprovechar la instancia de dedicarle este hermoso logro a ella, quien no solo nos entregó el valor del compañerismo, dedicación y entrega por la infancia y la adolescencia, sino que también la perseverancia ante la adversidad, mensaje que recogimos e inyectamos en cada actividad con los niños, niñas y adolescentes y que pretendemos continuar otorgando en nuestras actividades futuras”

La profesional destacó que el reconocimiento también fue a la buena práctica instalada en el proyecto: desde los inicios de nuestro programa se ha hecho un esfuerzo enorme de contar con este tipo de espacios que promuevan el esparcimiento, socialización, reconocimiento (de la infancia) como sujetos de derecho (…) Cada taller tuvo su temática distinta donde se da énfasis a contenido terapéutico que, afortunadamente, tuvo buena acogida por nuestros principales actores: los niños, niñas y adolescentes “.

Fundación Tierra de Esperanza hace más de 20 años está presente en la región de Antofagasta, donde hoy contribuye a la infancia y adolescencia a través de las línea de educación, protección de derechos, tratamiento terapéutico para la rehabilitación en consumo de drogas, y en justicia juvenil.