Región del Biobío. Con el fin de respetar los derechos de los niños, niñas y adolescentes la Seremi de Desarrollo Social y Familia lanzó en conjunto con la Seremi del Trabajo y Previsión Social y Fundación Tierra Esperanza, el Plan Regional para la Protección de la Niñez ante la Emergencia por COVID-19, que tiene como fin levantar alertas de temas emergentes como; trabajo infantil, maltrato, violencia, salud mental, suicidio, gestión de riesgo, seguridad sanitaria, entre otros, y la capacitación a equipos en abordaje de emergencias, participación y protección infanto juvenil. 

El lanzamiento se desarrolló a través de un Webinar con todas las redes de infancia de la región e instancias locales, además de los Consejos Consultivos de Niños Niñas y Adolescentes del Biobío.

El Seremi de Desarrollo Social, Alberto Moraga Kiel señaló que “es de suma importancia, para nosotros, establecer un Plan Regional de Niñez que estamos lanzando hoy, ya que con él, podemos establecer mecanismos multisectoriales, que permita alertar, ayudar, guiar a padres y cuidadores para que, en estos dificiles momentos de cuarentenas, donde los NNA pasan mucho tiempo en casa, dificulta la comunicación familiar que podría terminar en violencia o malos tratos, y es eso lo que queremos evitar y alertar”.c

En tanto, Rafael Mella Gallegos, director ejecutivo de Fundación Tierra de Esperanza, afirmó que “estamos motivados y agradecidos por el trabajo conjunto. Para nuestra institución los niños, niñas y adolescentes son el presente y tenemos todos la obligación de dar espacios de participación, y también de responder a las necesidades que tienen. Esta iniciativa responde a eso, a dar respuesta y de ocuparnos de la infancia a partir de una emergencia sanitaria que se transforma una emergencia de carácter social. Tenemos desafíos más allá y creemos como Fundación que con un Sistema de Garantía de derechos de la Niñez vamos a estar mucho mejor preparados con acciones rápidas y coordinadas para el buen ejercicio de los derechos de la infancia”.

Cabe señalar que Fundación Tierra de Esperanza contribuyó al desarrollo metodológico del plan desde el enfoque de participación y hoy continúa contribuyendo a su construcción.  Claudio Guerrero Bolívar, Jefe de la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres, Fundación Tierra de Esperanza, enfatizó que «ha sido un trabajo muy importante  donde Fundación Tierra de Esperanza está aportando desde lo metodológico, entre otras acciones. Hemos incorporado estándares para abordar la protección de los niños, niñas adolescentes y jóvenes en el contexto de la crisis humanitaria por el COVID-19, recogiendo sus opiniones como actores relevantes a ser  considerados en el manejo de la crisis y seguimos promoviendo  su participación como agentes de cambio en esta co-construcción del plan», dijo. 

Además, en la actividad estuvo presente Sergio Giacaman, intendente regional del Biobío; Sintia Leyton, Seremi del trabajo; Blanquita Honorato, jefa de la División de Promoción y Prevención en Subsecretaría de la Niñez del Ministerio de Desarrollo Social.