Región del Biobío. Luego de meses de tratamiento en la residencia CreSer Sur, de Fundación Tierra de Esperanza, y que recibe financiamiento del organismo gubernamental SENDA, Nicolás egresó del programa en una emotiva ceremonia.

En la actividad, tanto el director ejecutivo de Fundación Tierra de Esperanza, Pedro Canales, y el director regional de Senda, Jorge Bastías, destacaron la importante alianza para llevar a cabo este trabajo de rehabilitación, y destacaron que la voluntad del joven fue importante para que esto pudiese concretarse. Pedro Canales, sostuvo que «haber logrado una primera alta terapéutica en CreSer Sur, nos da ánimo para continuar con un proyecto que sabemos es muy necesario en la región del Biobío, no obstante los altos costos implicados en su sostenibilidad. Creemos de manera firme que es una responsabilidad con los niños, niñas y adolescentes garantizar alternativas de solución a los problemas que interfieren en su desarrollo. Ojalá pronto logremos un compromiso de toda la comunidad y podamos continuar avanzando para ofrecer a otros jóvenes lo que en esta ocasión logramos para este primer egresado. Agradezco al equipo que día y noche están trabajando con los residentes en el programa y les ánimo a seguir haciéndolo con el mismo compromiso y dedicación».

Nicolás en compañía de su familia celebró este trascendental paso, donde el rol de los profesionales de la institución infantojuvenil hizo que el trabajo terapéutico permitiera que llegara a este momento. Diego Sanhueza, técnico en rehabilitación de la Fundación Tierra de Esperanza, señaló que «aquí se realizó un acompañamiento ajustándose a las necesidades del joven y donde incluso el deporte fue un factor clave, dada la cercanía que él tiene hacia esta disciplina». Agregó que » nos caracteriza como equipo entregar un espacio de confortabilidad y un clima terapéutico que invita a los chiquillos al programa también desde el cariño y la comprensión»

Cabe señalar que a la ceremonia asistieron también profesionales de Fundación Tierra de Esperanza y de otras instituciones vinculadas al área.

Francesa Maritano, directora del programa residencial CreSer Sur de Fundación Tierra de Esperanza, lidera el equipo que permitió a Nicolás dar este importante paso.