Región Metropolitana. La actividad que se desarrolló con el objetivo de sensibilizar y educar en el tema se realizó con el apoyo de Fundación Colunga, y contó con la participación de la experta estadounidense en prevención del Bullying escolar, Jane Riese, Social Worker de la Universidad de Clemson.

Antes de la presentación de Riese, los profesionales de Fundación Tierra de Esperanza y de la Corporación Educacional Tierra de Esperanza, Jorge Leiva y Claudia Ortiz, expusieron sobre las experiencias educativas con adolescentes en conflicto con la justicia y en privación de libertad, situando el contexto que da cuenta de un abordaje especializado y pertinente para esta población.

Lo anterior, invitó a los asistentes a conectarse con la importancia de prevenir y evitar los espacios de violencia. Jane Riese señaló que el perfil de la persona que intimida tiene más posibilidades de involucrarse en peleas, lastimarse en ellas, tener conductas ilícitas, desertar del sistema escolar, presentar bajo rendimiento académico, y entre otros puntos, ser consumidor de drogas o alcohol.

La experta basó su exposición en el modelo científico de Prevención del Bullying Olweus que a través de la Universidad de Clemson se ha promovido en distintos países y que sitúa un trabajo preventivo sobre la base de que el bullying es importante abordarlo con apoyo de la familia y conectado integralmente con la escuela, la comunidad, el salón de clases e individualmente. Además, la profesional enfatizó que este «ocurre cuando alguien de forma repetida e intencional dice o hace algo malo o hiriente a otra persona a la que le cuesta defenderse sola. Jane Riese, indicó que los efectos pueden ser devastadores en la vida de los niños, niñas o adolescentes víctimas, los que pueden presentar baja autoestima, depresión y ansiedad , ausentismo escolar y bajo rendimiento, pensamientos suicidas o diversas somatizaciones en el organismo», citando a Dan Olweus.

Es en este ámbito el programa ha logrado reducir en Europa y Estados Unidos entre un 30% y 50% la violencia escolar, y dentro de sus objetivos están reducir los problemas de acoso escolar existentes entre los estudiantes, prevenir el desarrollo de nuevos problemas de bullying para lograr mejores relaciones con los compañeros en la escuela.

La realidad mundial, de acuerdo a los datos entregados por UNICEF, señalan que 150 millones de estudiantes entre 13 y 15 años, dicen haber sufrido algún tipo de violencia en su entorno o escuelas. De acuerdo a la misma fuente, en Chile cerca de uno de cada tres estudiantes que cursan entre séptimo y cuarto medio ha sufrido bullying por sus compañeros. Lo anterior, y recordando situaciones de connotación pública como el de la adolescente Katy Winter que dio origen a la Fundación Summer para combatir el ciberbullying, hace presente la necesidad de educar en este tema.

Pedro Canales Contreras, señaló que esta iniciativa que se orientó en esta oportunidad para los profesionales del área vinculada a la educación de Tierra de Esperanza en la zona centro del país, se da en el marco del interés permanente institucional de contribuir a la actualización de conocimientos y de abrir un espacio para compartir experiencias en un tema que es gravitante en el país.

Además de los profesionales de Fundación Tierra de Esperanza, asistieron representantes del Ministerio de Educación, el Director de Fundación Colunga, Arturo Celedón, y profesionales de la Fundación Todo Mejora, entre otros.