Antofagasta. Desde 2016 la empresa multinacional Finning junto a Fundación Tierra de Esperanza vienen desarrollando un Programa de Inclusión Socio Laboral, iniciativa que tiene como objetivo capacitar a jóvenes que tienen conflicto con la justicia e instalar capacidades que les posibiliten la incorporación al mundo del trabajo.

La formación se desarrolló por un mes, y fue una enriquecedora experiencia donde participaron nueve jóvenes insertos en el Programa Justicia Juvenil, subvencionado por SENAME, y dos mujeres del “Programa Afectos”, iniciativa dirigida a las madres o cuidadoras de niños con padres privados de libertad, que cuenta con apoyo del Ministerio de Desarrollo Social.

A la reciente ceremonia de graduación – realizada el jueves 5 de diciembre asistieron diversas autoridades regionales y comunales, entre ellas, Juan Enrique Jara, Seremi de Justicia y Derechos Humanos en la región de Antofagasta, quien manifestó que «es un privilegio participar en este tipo de actividades y quiero agradecer a Finning por su  responsabilidad social empresarial que permite  entregar oportunidades a jóvenes que las necesitan y que las encuentran en estas alianzas público privadas que son tan beneficiosas para el país”. 

Uno de los beneficiados fue Sergio Valenzuela. Con satisfacción expresó sus agradecimientos por la oportunidad de haberse capacitado gratuitamente como operador de Grúa Horquilla. Actualmente, está terminando su cuarto medio por lo que espera en breve estar trabajando para poder apoyar económicamente a su familia.

En representación de Finning concurrió Giovanna Schiavi, Jefa de Capacitación Zona Norte Finning Chile. En su saludo señaló que “destaco  el compromiso y disposición que ha  mostrado el grupo que hoy egresa durante su periodo de capacitación y los instó a no dejar pasar las oportunidades que  en adelante se les van a presentar. Son las personas como ustedes que ponen toda la energía en aprender, los que nos alientan y hacen que el compromiso de Finning con la comunidad se fortalezca día a día”.

En tanto, Marisol Flores, Directora Zonal Norte Fundación Tierra de Esperanza, indicó que   «la alianza con Finning reafirma una vez más la importancia del rol social de las empresas. Tenemos un capital humano importante a quienes dar nuevas oportunidades, y quienes se han capacitado y certificado en este curso, hoy están agradecidos y esperanzados. Pero sin duda, necesitaos sumar más solidaridad y compromiso con los niños, niñas y jóvenes para asegurarles más y mejores oportunidades en la vida».

En la ocasión también estuvieron presentes los equipos de trabajo que supervisan y apoyan socialmente en esta capacitación, las y los alumnos capacitados y sus familiares.