Orquesta de niños, niñas y adolescentes creada por Fundación Tierra de Esperanza.

Región de Antofagasta. Violín, contrabajo, viola y cello fueron algunos de los instrumentos que aprendieron a tocar 25 niños, niñas y adolescentes de la comuna de Calama, entre ellos, usuarios de los programas de Fundación Tierra de Esperanza y de la red de infancia.

La iniciativa fue financiada por el Gobierno Regional de Antofagasta, a través del Fondo de Desarrollo Regional, y donde la música, permitió el desarrollo de habilidades transversales y de participación a la población infantojuvenil, entre los 4 y 17 años, de la comuna.

Así, por 4 meses y dos veces a la semana, recibieron instrucción teórica y metodológica para aprender a de cada uno de los mencionados instrumentos. Lorena Adaro, directora del proyecto, señaló que “esta es una excelente instancia de cambio para los niños, niñas y adolescentes que han sido vulnerado de una u otra forma en sus derechos. Es entregar una herramienta que les permitirá desarrollar nuevas habilidades y sobretodo su autoestima y capacidad de resiliencia, es abrir puertas a un mundo de nuevas experiencias que si optan por mantenerlas en el tiempo, les permitirá alcanzar grandes logros a nivel personal y familiar”.

Adaro agregó que “es súper importante replicar cualquier experiencia que beneficie a nuestros niños, niñas y adolescentes,  sobre todo si entrega nuevas herramientas”. El proyecto culminó con la creación de la orquesta Wayna Marka, que significa pueblo joven en kunza, y su primera presentación al público se realizó en el auditorio del instituto Inacap de Calama, ante la presencia de la red comunal de infancia, organismos públicos y privados.